Saltar al contenido

Cómo maquillarse para una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo y no sabes cómo debería ser tu maquillaje? Conoce todas las pautas para tener buen aspecto sin excederte en el maquillaje.

Acudir a una entrevista de trabajo con buen aspecto es esencial para poder dar buena impresión a el entrevistador y a tus futuros jefes. En el caso de las mujeres una de las fórmulas para mejorar su imagen para una entrevista de trabajo es por medio del maquillaje. Sin embargo, es importante tener cuidado con el maquillaje utilizado para este tipo de citas. A continuación os damos una serie de indicaciones y consejos sobre cómo maquillarse para ir a una entrevista de trabajo.

Tipo de maquillaje para una entrevista de trabajo

El maquillaje del rostro y concretamente de la piel, es los más esencial y básico para poder obtener el aspecto de buena cara. Lo mejor es utilizar una base de maquillaje no demasiado cubriente y adaptada a cada tono de piel. Evitar bases de maquillaje densas o más oscuras que el color del rostro, ya que de esta forma, se verá un aspecto artificial. Se trata de que la piel luzca con tono saludable y radiante.

En cuanto al maquillaje de ojos para una entrevista de trabajo, se debe comenzar por utilizar un corrector que pueda disimular las ojeras, y aportaremos un poco de luz a esta zona. En relación a las sombras de ojos, es mejor usar tonos neutros y claros, como los «nude» o rosados, y evitar los colores negros, llamativos, con brillos, purpurina o con exceso de pigmento, ya que estos podrían distraer la atención del entrevistador. Por último aplicar un poco de máscara de pestañas, sin excesos de volumen o largados. Siempre procurando el mayor aspecto natural posible.

Para el maquillaje de las mejillas para una entrevista de trabajo, ese que nos completará el aspecto saludable al rostro, es mejor elegir tonos leves como el melocotón o un rosa claro, que den un ligero rubor a las mejillas.

Por último, el maquillaje de labios para una entrevista de trabajo. Los colores adecuados son los naturales en tonos mate. Intenta evitar los colores intensos, llamativos o muy brillantes.

Con todos estos pasos se logrará un maquillaje femenino para una entrevista de trabajo perfecto, en el que se mostrará un aspecto serio, discreto y natural. Se trata de mostrar una belleza natural y de que la candidata se vea segura de sí misma, y sobretodo profesionalidad. Para este tipo de situaciones es mejor no experimentar cosas, que nunca se han aplicado o utilizado.

Otros aspectos que es conveniente tener en cuenta a la hora de maquillarte para una entrevista de trabajo, es el tipo de empresa a la que te presentas como candidata. En base a ello, podrás centrar y preparar tu aspecto. No es el mismo código de vestimenta y de aspecto el que deberás llevar en un despacho de abogados, que en una empresa no tan formal, como una agencia de marketing.