Saltar al contenido

Primera entrevista de trabajo ¿Qué hacer?

¿En los próximos días te enfrentarás a tu primera entrevista de trabajo? Tranquilo/a te damos las claves para controlar la situación.

La primera vez que nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, puede parecer que nos enfrentamos a una situación difícil y un momento clave, en el que nos jugamos mucho, y es así. Los nervios de la primera vez, en una entrevista de trabajo, son inevitables, sobretodo cuando desconocemos a qué nos enfrentamos. Sin embargo, podemos tener la situación controlada si tenemos en cuenta ciertos aspectos.

¿Qué hacer antes de la primera entrevista de trabajo?

Antes de presentarte a tu primera entrevista de trabajo debes haber hecho un trabajo previo y una serie de pasos esenciales en la búsqueda de empleo, como son la creación de perfiles en portales de búsqueda de empleo o la creación de un buen currículum, como el que demostrar tus cualidades y tu formación, tanto académica como profesional, si la tuvieras.

Previamente a la llamada, en la que concertarán la cita para entrevistarte, habrás tenido que presentar tu candidatura para el puesto de trabajo en cuestión. Para estos casos, es muy recomendable, que, junto con tu currículum, te apoyes en una carta de recomendación con la que demostrar que eres digno de confianza y apto para el puesto de trabajo al que te presentas. A partir de aquí, el siguiente paso será el de investigar sobre la empresa que te entrevistará. Visita su web y redes sociales, y si tienes la suerte de conocer a alguno de sus trabajadores, no dudes en consultarle.

Una vez preparado tu currículum, tiene que saber que en la entrevista tendrás que prepararte las preguntas que te harán sobre él. Piensa en cómo puede beneficiar a esa empresa tu preparación y formación, porqué puedes generar valor a esa empresa. También es interesante, que tú hagas algunas preguntas al entrevistador, para demostrar interés. Estas pueden ser del tipo:

  • ¿cuáles serán mis responsabilidades?
  • ¿quiénes son los clientes?
  • ¿qué incentivos se dan para seguir formándose?

¿Qué hacer durante la primera entrevista de trabajo?

Los primeros 5 minutos de la entrevista de trabajo son decisivos. De ellos dependerá el transcurso del resto de la entrevista y del proceso de selección. Asegurate de que la imagen que proyectas es amigable y agradable, pero sobretodo profesional. Algo muy importante, y que muchos candidatos no tienen en cuenta, es la puntualidad. Nunca llegues tarde o con el tiempo justo, es mejor que llegues unos minutos antes, que podrás aprovechas para sentarte en la sala de espera, respirar hondo para calmar tus nervios y silenciar tu móvil.

Ya en la primera entrevista de trabajo, frente a la personas que se encarguen de conocerte, deberás tener en cuenta, que tu lenguaje corporal es muy importante. Por lo que, debes saludar con seguridad, con un apretón de manos firme, junto con una sonrisa. Debes sentarte recto y, por supuesto, hablar con claridad y confianza en ti mismo. Es importantísimo que hables con educación y amabilidad, pero no solo con los entrevistadores, sino con todas las personas que te puedas cruzar (tanto a la salida como a la entrada), como por ejemplo, la persona que está en recepción. Además, ten en cuenta que los compañeros de trabajo, pueden compartir sus impresiones sobre los candidatos.

Evita las respuestas con monosílabos en cualquier entrevista de trabajo. Escucha lo que te dicen y preguntan, y responde con ejemplos positivos que te definan a ti y tu experiencia. Con cada pregunta que respondas, estarás superando o no, ciertos filtros, esto debes tenerlo en cuenta antes de contestar. Además, no dejes que las preguntas que te formulen te sorprendan, así evitarás decir algo de lo que luego te arrepientas.

Las típicas preguntas, que se suelen hacer en una primera entrevista de trabajo son:

  • Dime tres cualidades y tres defectos que tengas.

A lo que, es recomendable responder con cualidades positivas como la responsabilidad, proactividad y organización. En cuanto a tus defectos o debilidades, cuidado. Muestra aquellos que no tengan nada que ver con debilidades concretas. Por ejemplo, “me cuesta mucho entender algunos aspectos de las finanzas”.

  • ¿Por qué no ha tenido experiencia profesional hasta ahora?

Esta es una pregunta, que en la primera entrevista de trabajo se formula mucho. En estos casos es mejor contestar honestamente.

  • ¿Cuáles son sus aspiraciones laborales?

Es el momento de demostrar que eres una persona competente y con iniciativa, que te ves capacitado para tomar o asumir responsabilidades.

Para finalizar, el entrevistador te informará sobre la continuación del proceso de selección y una posible fase. Llegados a este punto, aprovecha para exponer aquellas preguntas que estés interesado en formular, es el momento de mostrar ese interés por la empresa del que hablábamos.

Una pregunta esencial para nosotros mismos, es la de saber si te comunicarán algo, en el caso de ser el seleccionado o si no. Después de una entrevista de trabajo, muchos entrevistadores descartan a los candidatos sin comunicarles nada al respecto. Esto es una mala práctica y en muchas ocasiones, esta pregunta, incluso, incomodará al entrevistador. Por lo tanto, dependiendo del transcurso de las conversaciones, deberás ser tú quien valore si formularla o no.

Si necesitas información en más profundidad sobre cómo hacer una entrevista de trabajo para que sea perfecta, se te sugiero leas este artículo.

¿Qué hacer después de la primera entrevista de trabajo?

Lo más habitual es que hagamos un balance de lo que ha ido bien y mal. Esto puede servirnos de mucha ayuda y podemos sacarle mucho partido de cara al futuro. Por ello, toma nota de los detalles más relevantes de la entrevista y aquellos en los que crees que debes mejorar. Hazte una autoevaluación.

Además, hay ciertos indicadores que nos ayudarán a conocer si la entrevista de trabajo ha ido bien o no. Uno de ellos es, si te preguntan por tu disponibilidad de incorporación: si notas que insiste un poco o te pide detalles, es una buena señal. En el caso de que te pregunten si te viene bien la ubicación de la empresa, es otra señal positiva. Por otra parte, señales como intentar tranquilizarte o quitarte presión acerca de tus responsabilidades, o que el entrevistador se entretenga hablando un poco más contigo antes de despediros, querrá decir que la entrevista ha ido bien.  

Por otra parte, después de la primera entrevista de trabajo, enviar un correo o mensaje por Linkedin, agradeciendo el tiempo dedicado, es una forma de marcar la diferencia, ya que no suele ser muy habitual; y de reiterar tu interés en la oferta de trabajo. Esto es recomendable hacerlo al día siguiente, sin dejar pasar mucho tiempo.

Con todo esto, solo nos queda darte ánimos para tu primera entrevista de trabajo y desearte mucha suerte.